Parece muy claro que ninguno de los dos criterios resulta acertado.

El test del psicólogo privado no puede considerarse más que un acercamiento previo al necesario diagnóstico completo que hay que realizar. Un solo test y un cociente intelectual, en ningún caso, permite deducir ninguna necesidad educativa. Esta misma detección o acercamiento inicial que le ha hecho el psicólogo privado debe profundizarse y completarse hasta alcanzar el diagnóstico clínico completo, que es el que les indicará lo que su hijo necesita, que el colegio le adapte.

Recordemos la norma del Ministerio de Educación y Ciencia del 23 de enero de 2006: ” En el diagnóstico de la superdotación deben intervenir profesionales con competencias sanitarias no sólo educativas. ” A la vez el criterio del Ministerio de Educación expresado en el reciente congreso de superdotación de Canarias: ” Se preconiza la identificación temprana realizada por un equipo de profesionales especializados ”.

Tampoco tiene fundamento el criterio del EAP. Una adaptación curricular, lejos de hacer más diferente a un alumno, constituye el gran medio de interrelación y de socialización, y a la vez de cohesión en el aula. Tampoco es posible mantener que lo justo sea siempre lo igualitario, pues como indica el anterior presidente del European Council For High Ability, el Dr.Touron: ” Tan injusto es tratar diferente a personas iguales que tratar igual a personas diferentes ”.

Actualmente el sistema educativo (la LOE) reconoce abiertamente el derecho de todos los alumnos a una atención en la diversidad, con todas sus consecuencias, pero para ello es necesario presentar un diagnóstico completo que indicará el tipo de atención a la diversidad, y el prediseño de la adaptación curricular que necesita. Un diagnóstico completo realizado con observación a toda la normativa legal, sin olvidar el criterio de la Departament de Salut de la Generalitat de Catalunya en su pronunciamiento del 25 de julio de 2005 sobre el diagnóstico de los alumnos superdotados y de altas capacidades: ” En cuanto a los psicólogos sólo los que han realizado la Especialidad en Psicología Clínica son considerados profesionales con competencias sanitarias ”.

La participación de los profesionales con competencias sanitarias en el equipo que realiza el diagnóstico es necesaria para poder valorar los factores emocionales, su interrelación con los factores cognitivos y realizar los necesarios diagnósticos diferenciales. El diagnóstico completo le indicará la respuesta educativa que su hija necesita y ofrecerá la orientación precisa que tanto ustedes como los profesores de la niña necesitan. Así lo indica el Ministerio de Educación: “ La atención a la diversidad exige diagnóstico previo de las necesidades específicas de los alumnos y alumnas, y soluciones adecuadas en cada caso en función de dicho diagnóstico”.

Dra. Elena Kim
Secretària General de l'Institut Català d'Altes Capacitats

 

tornar

 

 

 
k k