La mejor orientación que en estos casos se puede dar es que realice un buen diagnóstico de sus capacidades intelectuales y emocionales. Es muy importante conocer sus talentos específicos, sus estilos de aprendizaje, y el conjunto de sus necesidades educativas para que el colegio pueda ofrecerle una enseñanza adaptada.

Los niños tienen que ir, en todos los casos, contentos al colegio, incluso ilusionados. Si no es así es necesario conocer la causa, para después poder corregirla o evitarla.

Los colegios, desde que entró en vigor la actual ley orgánica de educación (LOE) tienen la obligación legal de ofrecer una educación diversificada adaptada a los estilos de aprendizaje, a los ritmos y necesidades educativas de los alumnos.

Como dice el Ministerio de Educación: “ la atención a la diversidad exige diagnóstico previo de las necesidades específicas de los alumnos y alumnas y soluciones adecuadas a cada caso en función de dicho diagnóstico.

Es pues el diagnóstico el que les dirá cuál es la respuesta educativa que su hijo necesita. Con su aplicación verán ustedes cómo su hijo vuelve a ir contento al colegio, y lo más importante: volverá a ser feliz.

Le sugeriríamos que realice el cuestionario que se halla en esta misma web en el capítulo 1 del área 2. Es la mejor forma de iniciar correctamente el diagnóstico completo.

Dra. Elena Kim
Secretària General de l'Institut Català d'Altes Capacitats

 

tornar

 

 

 
k k